Por qué los perros se huelen el culo

Comparte con tus amigos

¿Por qué los perros se huelen el culo? El olfateo mutuo es una de las primeras cosas que ocurren cuando dos perros se encuentran.

Esto puede parecer desagradable o vergonzoso para usted, pero su perro lo ve de manera diferente.

¿Por qué los perros se huelen el culo? ¿Es esto algo saludable y normal?

El olfato de tu perro. Por qué los perros se huelen el culo

El sistema olfativo de un perro es complejo y avanzado, lo que hace que su sentido del olfato sea muy superior al de un humano.

Para darle una idea de la diferencia, considere el hecho de que los humanos tienen alrededor de 5 millones de receptores olfativos en la nariz y los perros tienen alrededor de 220 millones.

Los perros pueden oler capas sobre capas de aromas incluso cuando no podemos oler nada. Esa es una nariz impresionante.

Si tuvieras una nariz como esa, ¡probablemente también quieras oler todo! Los perros huelen su camino por la vida por dos razones principales:

Disfrute : ¡Las cosas huelen bien! Oler cosas es divertido. Oler se siente bien y estimulante.

Información : Los perros quieren descubrir o aprender más sobre algo o alguien.

¿Por qué los perros huelen las colillas?

Muchas personas piensan en olfatear a los perros como un saludo, pero es mucho más que eso.

¿Por qué los perros se huelen el culo? Al oler, los perros pueden aprender cosas unos de otros. Cada animal tiene su propio aroma único.

Esto incluye humanos, perros, gatos y todos los demás animales.

Si bien usted o yo solo podemos detectar vagamente un aroma personal, nuestros perros captan una serie de pistas a través de sus narices.

Estos aromas son especialmente potentes alrededor de los genitales y el ano (la ubicación de los sacos anales, que acumulan líquido oloroso).

Los olores en esta área pueden decirle a otro perro sobre género, estado reproductivo, dieta, estado de salud, temperamento y mucho más.

Un perro también puede recordar olores y, por lo tanto, determinar si ha conocido o no a este perro en particular.

Entonces, cuando un perro se encuentra con otro perro, cada uno tiene historias que contar.

La gente habla poco en las cenas. Los perros se huelen los traseros. Es un comportamiento normal.

Muchos perros también intentan descubrir más sobre los humanos a través de, ejem, olfatear la entrepierna.

Esto es a menudo para nuestra vergüenza. No te preocupes, no es un problema contigo.

Es solo la naturaleza canina. Sin embargo, los dueños de perros deben desalentar este comportamiento.

Si tu perro está olisqueando a alguien, ¡por favor, redirígelo a otro lugar! De lo contrario, puede descubrir que a la gente realmente no le gusta su perro .

¿Debo dejar que mi perro huela a otros perros?

Si ambos perros están sanos, bien socializados y supervisados, en realidad es una buena idea dejarlos “olfatear” tanto como quieran (siempre que cada perro lo tolere bien).

Los perros pueden ser menos propensos a pelear si se toman una cantidad adecuada de tiempo para “olfatearlos”.

Sin embargo, algunos perros pueden intensificarse con el olfateo, mientras que otros perros necesitan su espacio personal.

Observe el comportamiento y el lenguaje corporal de todos los perros.

Si un perro está exagerando y el otro parece molesto o estresado, entonces los dueños deben llamar a sus perros.

Además, es ideal para que los perros se encuentren y jueguen en parejas.

Los perros tienen más probabilidades de sobreexcitarse en grupos, lo que puede provocar peleas.