Pit bull terrier americano razas de perros medianos

Compártelo con un amigo

Ficha Descriptiva

El Pit bull terrier americano razas de perros medianos es una de las llamadas razas de matones a menudo etiquetada como pit bull.

De hecho, “pit bull” no es una raza, sino un término utilizado para describir el Pit bull terrier americano, el Bull Terrier, el American Staffordshire Terrier y el Staffordshire Bull Terrier.

Algunas personas dicen que el American Pit Bull Terrier es el mismo que el American Staffordshire Terrier.

Otros, con la misma fuerza, dicen que son razas completamente diferentes.

El Pit Bull tiene una constitución robusta y musculosa y un pelaje corto y liso que varía en color.

La fluctuación en el tamaño y el color del Pit Bull se debe a que la raza es una mezcla entre diferentes tipos de Bulldogs y Terriers.

El cuerpo del Pit Bull es largo, con una cola corta, como un látigo, que termina en un punto.

Las orejas pequeñas a medianas se colocan altas en su cabeza ancha y plana.

La característica facial más definitoria del Pit Bull es su mandíbula ancha y poderosa.

La altura de los machos es de 45 a 53 centímetros y las hembras es de 43 a 50 centímetros.

Mientras que su peso puede variar en los machos entre 16 y 30 kilos y las hembras desde 14 a 27 kilos. Su esperanza de vida esta entre los 12 y los 16 años.

Personalidad y temperamento

El Pit Bull protector y valiente se caracteriza por su temperamento juguetón y su naturaleza amigable.

El Pit Bull también es atlético y tiene un fuerte deseo de complacer a las personas.

La raza Pit Bull tiene una alta presa debido a que se crió para perseguir y someter al ganado.

Sin embargo, el Pit Bull no es naturalmente agresivo con las personas y es cariñoso con los niños.

Dependiendo de la socialización y el manejo temprano, el Pit Bull puede aprender a refrenarse de la agresión injustificada hacia otros perros.

Cuidados del Pit bull terrier americano

El pelaje corto y liso del Pit bull terrier americano negro requiere poco más que un aseo de rutina.

Aunque algunos perros se desgastarán las uñas de forma natural al caminar, la mayoría todavía necesita recortes de uñas regulares para mantener sus pies saludables.

Dar al perro baños según sea necesario para mantener la piel y el pelo limpio y saludable.

El Pit bull terrier americano es una raza de perros atléticos con mucha energía, por lo que el ejercicio de rutina es muy importante.

Se beneficiarán especialmente de los deportes para perros que los desafían mental y físicamente.

Independientemente del tipo de ejercicio, asegúrese de realizarlo dos veces al día o más.

Sin una salida adecuada para toda esa energía, su perro puede volverse destructivo, hiperactivo o desarrollar otros problemas de comportamiento.

Les gusta masticar y tienen mandíbulas poderosas, por lo que tienen disponibles juguetes duraderos para masticar.

Al igual que con cualquier raza de perro, el entrenamiento adecuado es imprescindible para el Pit bull terrier americano cachorro.

Esta es una raza de perro bastante inteligente que puede ser obstinada, siguiendo su propia voluntad si está permitido.

Otros cuidados

El entrenamiento de la obediencia es esencial para controlar a su perro. El entrenamiento aumentará la confianza de su perro y proporcionará estructura.

Debido al hecho de que los perros tipo pit bull son comúnmente mal interpretados e incluso retratados erróneamente, algunas personas temerán a su perro.

Los entrenadores de perros y los profesionales de los animales a menudo recomiendan que el Pit bull terrier americano complete la certificación Canine Good Citizen como un paso adicional en la propiedad responsable del perro .

En general, el Pit bull terrier americano es profundamente cariñoso, intensamente amable y alegremente enérgico.

La raza puede convertirse en un compañero amoroso para muchos tipos de hogares activos.

Sin embargo, tenga en cuenta que la raza tiene un fuerte impulso de presa y una historia de peleas de perros, por lo que el perro debe ser supervisado y presentado cuidadosamente cuando se encuentre con otros animales y niños pequeños.

Esto incluye salidas al parque para perros. Siempre pasee a su perro con una correa y no permita que deambule libremente.

Es posible que estos perros no comiencen una pelea, pero no retroceden cuando son desafiados.

Sin embargo, con el entrenamiento y la socialización adecuados, la raza puede llevarse muy bien con los niños e incluso con otras mascotas.

El Pit bull terrier americano es conocido por forjar un fuerte vínculo con su familia. Esta raza puede convertirse en una mascota familiar fiel y amiga de por vida.

Paseos y rutinas

El pelaje corto es brillante y rígido al tacto, y viene en todos los colores: rojo, azul, marrón, gris, negro y blanco, y atigrado, entre ellos.

Requieren poca preparación y tienen un abrigo que es fácil de mantener limpio con el baño ocasional.

Cepillar con un cepillo rígido y limpiar con un paño mantendrá el brillo del pelaje.

Cepille los dientes de su perro al menos dos o tres veces por semana para eliminar la acumulación de sarro y las bacterias que acechan en su interior.

El cepillado diario es aún mejor si desea prevenir la enfermedad de las encías y el mal aliento.

Córtale las uñas una o dos veces al mes si tu perro no las desgasta naturalmente para evitar lágrimas dolorosas y otros problemas.

Por lo tanto, si no tiene experiencia en cortar las uñas de un perro, pídale consejos a un veterinario o peluquero.

Sus oídos deben revisarse semanalmente para detectar enrojecimiento o mal olor, lo que puede indicar una infección.

Cuando revise las orejas de su perro, límpielas con una bola de algodón humedecida con un limpiador de oídos suave con pH equilibrado para ayudar a prevenir infecciones.

No inserte nada en el canal auditivo; solo limpia el oído externo.

Acostumbra a tu Pit bull terrier americano a ser cepillado y examinado cuando sea un cachorro.

Maneje sus patas con frecuencia (los perros son sensibles a sus pies) y mire dentro de su boca y orejas.

Haga que la preparación sea una experiencia positiva llena de elogios y recompensas, y sentará las bases para exámenes veterinarios fáciles y otro manejo cuando sea un adulto.

Alimentación del Pit bull terrier americano

En general, el Pit bull terrier americano necesita 1.5 a 2.5 tazas de comida seca de alta calidad por día, que debe dividir en dos comidas.

Siempre asegúrese de que tengan agua limpia y fresca para beber.

Trabaje con su veterinario para elaborar un plan de conducta alimenticia de tu perro.

NOTA: cuánto come su perro adulto depende de su tamaño, edad, constitución, metabolismo y nivel de actividad.

Los perros son individuos, al igual que las personas, y no todos necesitan la misma cantidad de alimentos.

Casi no hace falta decir que un perro altamente activo necesitará más que un perro de teleadicto.

La calidad de la comida para perros que compra también marca la diferencia.

Cuanto mejor sea la comida para perros, más lejos irá a nutrir a su perro y menos necesitará agitar en el recipiente de su perro.

Para prevenir la obesidad, mida la comida de su perro y dele comidas a horas establecidas cada día en lugar de dejar la comida afuera todo el tiempo.

Debería tener cintura cuando lo mires, y deberías poder sentir sus costillas debajo de una capa muscular pero no verlas.

Si las costillas están enterradas debajo de los rollos de grasa, tu perro debe seguir una dieta .

Salud del Pit bull terrier americano razas de perros medianos

Debido a su atletismo y a sus diversos antecedentes de reproducción, la raza Pit Bull tiende a ser resistente. Hay algunas condiciones genéticas a tener en cuenta.

El Pit Bull tiende a sufrir enfermedades óseas como la displasia de cadera, la mielopatía degenerativa y la luxación de la rótula.

El Pit Bull también puede sufrir problemas en la piel, como sarna y alergias en la piel, debido a su pelaje corto.

Otras dolencias de salud observadas en Pit Bull incluyen tiroides y defectos cardíacos congénitos.

Historia y antecedentes

Los orígenes del Pit Bull se remontan a principios del siglo XIX en Inglaterra, Irlanda y Escocia.

Los ancestros del canino fueron el resultado de cruzar experimentalmente diferentes razas de Bulldog y Terrier con el propósito de hostigar a los osos y los toros, un deporte de sangre en el que el perro fue entrenado para atacar hasta que el animal más grande fuera derrotado.

Cuando se prohibió el cebo en el siglo XIX, los perros fueron criados para el deporte de las ratas y las peleas de perros.

Los inmigrantes europeos introdujeron la raza Pit Bull en América del Norte.

Debido a sus orígenes controvertidos, el Pit Bull no es reconocido por el American Kennel Club.

Al contrario de su dudosa reputación como una raza agresiva, el Pit Bull es considerado por muchos como un perro amigable con una disposición extrovertida.

A medida que aquellos que son leales a esta raza se están volviendo más activos en la educación y el entrenamiento de la raza, el Pit Bull se está convirtiendo rápidamente en una popular mascota de compañía una vez más.