Comparte con tus amigos

Ficha descriptiva

El Lancashire Heeler razas de perros pequeños es un perro luchador lleno de carácter. 

Esta raza relativamente rara del Reino Unido es la más pequeña de todos los perros de pastoreo. 

Son conocidos por ser versátiles y afectuosos con sus dueños, pero pueden serlo menos con extraños u otros perros.

El Lancashire Heeler alguna vez se usó para llevar ganado al mercado y cazar ratas y conejos en casa, pero ahora es una raza popular de perros de compañía en su Bretaña natal.

Se parecen a sus  primos Corgi y pueden ser inteligentes, traviesos o tercos.

Su altura varia entre los 25 y 31 centímetros en los machos, mientras que las hembras varia desde los 25 y 31 centímetros.

Mientras que su peso puede variar entre 2,7 y 5,9 kilos los machos, mientras que las hembras varia desde los 2,7 y 5,9 kilos.

La esperanza de vida esta entre los 12 y 15 años.

Personalidad y Temperamento

Esta raza de perro es inteligente y feliz, por lo que es una buena mascota familiar. 

Debido a su historia, el Lancashire Heeler tiene una tendencia a querer criar y puede pellizcar los talones de las personas si no se entrena la obediencia a una edad temprana. 

Esta raza es conocida por su habilidad innata para cazar ratones y conejos.

En su pasado, el Lancashire Heeler fue utilizado para llevar ganado al mercado. 

Era lo suficientemente bajo como para pellizcarles los talones para moverlos y lo suficientemente ágil como para saltar fuera del camino si intentaban patear. 

Cuando no estaba en el camino hacia el mercado, ayudaba en la granja atrapando ratas y conejos.

Se parece a sus primos Cardigan y Pembroke Welsh Corgis, pero tiene una coloración negra y tostada que puede ser un signo de la herencia del Manchester Terrier. 

En su tierra natal de Gran Bretaña, es un compañero popular, un perro de exhibición y un competidor de agilidad y obediencia. 

También compite en pruebas de pastoreo.

Lancashire Heeler razas de perros pequeños

Cuidados del Lancashire Heeler

El Lancashire Heeler puede no ser la mejor opción de raza para un dueño de perro novato. 

Son conocidos por ser muy cariñosos con su propia familia y pueden estar llenos de carácter valiente y valiente. 

También tienen sus desafíos también.

Son inteligentes, pero pueden ser tercos, y esto puede significar que podría requerirse una paciencia adicional cuando se trata de entrenamiento. 

Sin embargo, una vez que lo has descifrado, esta pequeña raza activa a menudo se destaca en la agilidad, el flyball y otros deportes de perros competitivos. 

Responden bien a los métodos de entrenamiento de refuerzo positivo sin fuerza .

Aunque son pequeños y aman a quienes conocen, ciertamente no son perros falderos. 

Su impulso de trabajo significa que tienen mucha energía. 

Disfrutan de estar activos y también necesitarán mucho enriquecimiento en el hogar para evitar que se aburran.

A veces pueden tener una propensión a las características de protección y pueden ser muy vocales si esto no se mantiene bajo control. 

Es importante que se lleve a cabo una socialización y capacitación temprana y continua para evitar que desconfíen de los extraños. 

Tampoco se los conoce como los más sociables con otros perros. 

Pueden vivir felices junto a otros animales, pero deben hacerse introducciones cuidadosas.

Su experiencia de manejo significa que a veces pueden tratar de rodear a otros perros o incluso a niños pequeños, ocasionalmente incluso pellizcando los talones. 

Entrenamiento

Si van a vivir en un hogar con niños pequeños, es posible que deba trabajar para redirigir este tipo de comportamiento. 

También debe asegurarse siempre de que a los niños se les enseñe cómo interactuar con el perro de manera adecuada.

El Lancashire Heeler no tiene un régimen de aseo de alto mantenimiento. 

Su pelaje no requerirá recorte, y no es propenso a enredarse. La raza arroja, pero no tan profusamente como algunas razas. 

En la temporada de muda, es posible que deba asegurarse de cepillar su pelaje con un poco más de frecuencia para mantener a raya los pelos de la casa.

Esté atento a lo que a menudo se conoce cariñosamente como su ‘Meerkat Manner’. 

Muchos Lancashire Heelers disfrutan de estar de pie sobre sus patas traseras en lo que parece una personificación de Meerkat. 

Esto, junto con su descarada sonrisa, su personalidad intrépida y astuta, y su dedicación a sus dueños, los entusiasma a los entusiastas de la raza.

Alimentación del Lancashire Heeler

Todos los perros deben ser alimentados con una dieta de alta calidad y adecuadamente controlada en porciones, y el Lancashire Heeler no es una excepción.

La obesidad es uno de los mayores problemas en los perros de compañía en todo el mundo, y puede conducir a una gran cantidad de otras condiciones de salud, a menudo graves. 

Asegurarse de no sobrealimentar su Lancashire Heeler debería ser una prioridad.

Salud del Lancashire Heeler razas de perros pequeños

El Lancashire Heeler es conocido por ser una raza pequeña robusta y saludable. 

Sin embargo, al igual que con cualquier raza, pueden ser propensos a ciertas condiciones heredables que vale la pena tener en cuenta. 

También es importante que busque un criador de buena reputación que realice los controles de salud apropiados en los futuros padres.

Algunas de las condiciones que son conocidas por ser propensas incluyen:

Luxación de lente primaria: esta es una condición que a menudo hace que la lente del ojo se separe por completo y se mueva. 

Puede conducir a la pérdida de la visión y, a veces, puede ser muy doloroso. 

Dependiendo de la gravedad del caso, el tratamiento puede variar y, en casos extremos, se puede extirpar el ojo por completo.

Anomalía del ojo del collie: esta es una condición que se ve más comúnmente en los collies, pero también puede manifestarse en otras razas, como el Lancashire Heeler

Por lo general, ocurre cuando el perro tiene un par de años y puede conducir a la ceguera eventual.

Rótula de lujo: este es un problema común en perros de raza pequeña e implica que la rótula se mueva de su posición normal. 

El problema puede variar en términos de cuánto dolor y restricción al movimiento causa. 

En casos severos, a menudo se requiere cirugía.

Historia y Antecedentes

Se desconoce el origen exacto del Lancashire Heeler, sin embargo, se acepta generalmente que la raza resultó como una mezcla entre el Corgi y un terrier negro y tostado. 

Debido a que estos perros son de fabricación propia, no se sabe si se agregaron otras razas de perros a la fabricación del Lancashire Heeler.

Originaria de Gran Bretaña, esta raza canina fue utilizada por los granjeros para conducir ganado. 

Aunque mucho más pequeño que el perro de manejo de ganado habitual, el Lancashire Heeler hizo su trabajo manteniendo el ganado en movimiento sin lastimarse ni dañar a la población.

Lancashire Heeler fue reconocido por el United Kennel Club en 2009.