Comparte con tus amigos

Ficha descriptiva

Este Corgi galés de Pembroke razas de perros pequeños fue utilizado por primera vez por los agricultores del sur de Gales para criar hábilmente ganado, ovejas y ponis. 

Un perro amigable y hermoso, todavía se usa hoy como pastor de granjas, pellizcando los talones y agachándose debajo de los cascos.

Pero con mayor frecuencia se lo mantiene como mascota de la casa. 

El Corgi galés de Pembroke, un pastor ágil de ganado vacuno y ovino, tiene una marcha suave y libre, con buen impulso y alcance. 

Bajo al suelo y largo, el Corgi galés de Pembroke se diferencia de su primo, el Corgi Galés Cardigan, en que no es tan corpulento ni tan deshuesado. 

Una de las diferencias inmediatamente reconocibles es la cola, que es corta en el Pembroke y larga en el Cardigan. 

La cola corta es un rasgo natural, pero también se puede acoplar para una apariencia más agradable.

Aunque la expresión del perro es interesada, inteligente y astuta, no es astuta. 

Su capa externa larga y gruesa es de color rojo, sable, leonado, negro o tostado, y su capa interna es resistente a la intemperie.

Su altura varia entre los 25 y 30 centímetros en los machos, mientras que las hembras varia desde los 25 y 30 centímetros.

Mientras que su peso puede variar entre 10 y 14 kilos los machos, mientras que las hembras varia desde los 10 y 13 kilos.

La esperanza de vida esta entre los 12 y 15 años.

Personalidad y temperamento

El Corgi galés de Pembroke es divertido, amigable, devoto y dispuesto a complacer. 

Se comporta bien con los niños, pero puede pellizcar los talones durante el juego. 

Muchos Corgi galés de Pembroke son tímidos con los extraños y algunos ladran sin cesar. 

Este perro ingenioso no solo tiene un cuerpo activo sino también una mente activa.

Aunque los Corgi galés de Pembroke todavía se usan como perros de trabajo, en la actualidad se los ve como mascotas familiares. 

Son conocidos por ser felices, amorosos e inteligentes, pero a veces con una racha obstinada o independiente. 

Son fáciles de entrenar, pero no esperes que tu Corgi galés de Pembroke sea servil. 

Les gusta pensar por sí mismos.

Aunque quieren complacer a sus dueños, la comida es un gran motivador para ellos cuando entrenan. 

Proceda con precaución: a los Corgi les encanta comer y pueden volverse obesos si su ingesta de alimentos no es moderada.

Los pembrokes también son buenos perros guardianes. 

Pueden sospechar de los extraños y ladrarán rápidamente si sienten que algo o alguien está amenazando su hogar y su familia.

Como todos los perros, el Corgi galés de Pembroke necesita una socialización temprana (exposición a muchas personas, imágenes, sonidos y experiencias diferentes) cuando son jóvenes. 

La socialización ayuda a asegurar que su cachorro Corgi galés de Pembroke crezca para ser un perro completo.

Cuidados del Corgi galés de Pembroke

Como al Corgi galés de Pembroke le encanta pastorear, una sesión regular de pastoreo es una forma ideal de ejercicio. 

Si no puede reunir, sáquelo para una sesión moderada de caminata o juego con correa.

El Corgi galés de Pembroke es adecuado para vivir al aire libre en climas templados.

Pero temperamentalmente prefiere compartir la casa de su propietario, mientras tiene acceso al patio. 

El cuidado del pelaje comprende una rutina de cepillado semanal para montar el pelaje del perro de cualquier pelo muerto.

El Corgi tiene una capa superior de longitud media con una capa interna corta. 

La raza tiende a arrojar una cantidad significativa, tanto diaria como estacionalmente en primavera y otoño. 

El aseo rutinario  es esencial y consiste principalmente en cepillarse el cabello una o dos veces por semana y tanto como diariamente durante las temporadas de muda. 

Bañarse puede ayudar a controlar el desprendimiento. La buena noticia es que su abrigo es resistente a la intemperie.

Asegúrese de recortar las uñas de su perro regularmente para evitar desgarros y problemas en los pies. 

Ayude a su perro a mantener sus dientes y encías saludables cepillándose los dientes diariamente o al menos un par de veces por semana.

Inteligente y trabajador, el Corgi galés de Pembroke se destaca en el pastoreo y en la mayoría de los deportes para perros. 

Esta raza requiere mucho ejercicio de forma regular. Debido a que Corgi galés de Pembroke anhela actividades y desafíos, la capacitación es una necesidad absoluta. 

Comience con lo básico, luego considere entrenar al perro para hacer un trabajo, como un perro guardián o un pastor. 

Demasiada energía inédita y la falta de entrenamiento pueden conducir a ladridos excesivos y otros problemas de comportamiento.

Corgi galés de Pembroke

Otros cuidados

La socialización temprana es buena para los corgis, ya que tienden a estar naturalmente reservados a los extraños. 

Este rasgo los convierte en buenos perros guardianes, pero se debe evitar el miedo excesivo. 

Los Corgi galés de Pembroke tienden a ser buenos con otros perros y gatos que son parte de su hogar, especialmente si se criaron juntos. 

Pueden ser territoriales alrededor de otros perros y gatos, ya que la raza se desarrolló para expulsar a los perros extraños alrededor de las bandadas. 

Esto puede conducir a la agresión en el parque para perros o contra los animales que ingresan a su patio.

Alimentación del Corgi galés de Pembroke

Su Corgi galés de Pembroke necesitará dos comidas al día de hasta 3/4 de taza de comida seca para perros. 

La cantidad dependerá del tamaño del perro, el nivel de actividad, la edad y otros factores. 

Es mejor no dejar comida para la alimentación gratuita durante todo el día, ya que esta raza tiende a engordar. 

La obesidad acortará la vida de su perro y lo predispondrá a otras condiciones de salud. 

Asegúrese de controlar el peso de su perro y discutirlo con su veterinario. 

Solicite recomendaciones para un horario de alimentación, cantidad, tipo de alimento y ejercicio que ayudarán a mantener a su perro saludable.

A los Corgi les gusta comer, y disfrutarán en exceso si se les da la oportunidad. 

Mantenga a su Corgi galés de Pembroke en buena forma midiendo su comida y alimentándolo dos veces al día en lugar de dejarla afuera todo el tiempo. 

Si no está seguro de si tiene sobrepeso, hágale la prueba de la vista y la prueba práctica.

Primero, míralo. Deberías poder ver una cintura. 

Luego coloque las manos sobre su espalda, los pulgares a lo largo de la columna, con los dedos extendidos hacia abajo. 

Debería poder sentir pero no ver sus costillas sin tener que presionar con fuerza. 

Si no puede, necesita menos comida y más ejercicio.

Salud del Corgi galés de Pembroke razas de perros pequeños

El Corgi galés de Pembroke, es propenso a serios problemas de salud como la enfermedad del disco intervertebral y la displasia de cadera canina, así como problemas como la epilepsia y la mielopatía degenerativa. 

La luxación de la lente, la enfermedad de von Willebrand, la atrofia progresiva de la retina y los cálculos urinarios también se notan en la raza en ocasiones. 

Para identificar algunos de estos problemas, un veterinario puede recomendar pruebas de cadera, ojos y ADN para el perro.

Debes ayudar a proteger la salud de la columna vertebral de tu perro, ya que no podrá trepar y saltar sobre los muebles tan fácilmente como los perros con patas más largas. 

Esto puede provocar tensión en la espalda o fracturas. 

Es posible que desee proporcionar pasos y rampas si su perro quiere subir y bajar desde cualquier altura.

Los criadores responsables se esfuerzan por mantener los más altos estándares de raza establecidos por los clubes de perreras. 

Los perros criados por estos estándares tienen menos probabilidades de heredar condiciones de salud. 

Algunos problemas de salud hereditarios pueden ocurrir en la raza.

Historia y antecedentes

Aunque muchos creen que el Corgi galés de Pembroke es una raza antigua, es difícil describir sus orígenes. 

Sin embargo, un libro que data del siglo XI menciona un perro de ganado galés.

El Corgi galés de Pembroke comparte sus antecedentes con el Corgi galés de Cardigan, pero este Corgi fue criado por separado en Corgi galés de Pembroke

Como era un perro trabajador, el Corgi ocupó las granjas cuando se llevaban a cabo muchas exposiciones caninas tempranas. 

En la década de 1920, muchos dueños de exposiciones caninas comenzaron a ingresar sus Corgis en estas competiciones, y en 1926, se formó el Cardigan Club.

A medida que los criadores intentaron mejorar el buen aspecto natural de la raza, el Corgi Galés Pembroke se hizo más popular. 

Sin embargo, las diferencias notables entre el Cardigan y el Corgi galés de Pembroke eran difíciles de juzgar. 

El Corgi galés de Pembroke y el Corgi galés de Cardigan finalmente se clasificaron como razas separadas en 1934.

Aunque se pueden ver en granjas de todo el mundo, es más popular como un perro doméstico, especialmente en Gran Bretaña.