Bullmastiff razas de perros gigantes

Comparte con tus amigos

Ficha Descriptiva

El Bullmastiff razas de perros gigantes es un perro fuerte, de constitución poderosa, con gran inteligencia y disposición para complacer. 

Grande, ágil y activo, lo convierte en un compañero y protector familiar ideal.

Esta raza casi cuadrada es poderosa y activa, una combinación de fuerza, resistencia y estado de alerta. 

La marcha de este perro es suave y potente, pero la angulación es moderada. 

El pelaje es corto y denso, y la expresión aguda y alerta.

Debido a su ascendencia, el Bullmastiff se parece tanto al Mastín español  60 por ciento como al Bulldog 40 por ciento. 

Este perro poderoso y activo tiene una angulación moderada y una marcha fuerte y suave. 

Mientras tanto, su forma corporal es cuadrada y su expresión es aguda. 

Muchas de estas propiedades permiten al Bullmastiff superar y vencer a los intrusos. 

El pelaje grueso y corto del Bullmastiff rojo, Bullmastiff leonado o Bullmastiff atigrado.

La altura de los machos es de 64 a 68 centímetros y las hembras es de 61 a 66 centímetros.

Mientras que su peso en los machos puede variar entre los 50 y 59 kilos y 45 y 54 kilos en las hembras. Su esperanza de vida esta entre los 8 y los 10 años.

Personalidad y temperamento

El perro Bullmastiff tranquilo y gentil requiere un hogar amoroso pero firme y no está destinado a dueños tímidos o delicados. 

También se comporta bien con los niños y puede criarse con ellos. Tenga en cuenta, sin embargo, que el Bullmastiff tiene una racha obstinada. 

Y aunque algunos Bullmastiff pueden volverse violentos hacia perros extraños (especialmente machos), se les considera un compañero devoto y un excelente guardián. 

De hecho, la raza no se agita fácilmente y, cuando está amenazada, no tiene miedo.

El Bullmastiff no es fácil de despertar, pero una vez amenazado no tiene miedo. 

Los Bullmastiff son tercos y no pueden ser fácilmente incitados a actuar contra su voluntad. 

Algunos pueden ser asertivos hacia los perros nuevos, y deben ser introducidos con cuidado. 

Los machos tienden especialmente a no tolerar a otros machos. Son buenos con los niños, pero deben criarse con ellos. 

El Bullmastiff cachorro necesita un hogar firme pero amoroso. Esta raza no es para propietarios frágiles o tímidos.

Cuidados del Bullmastiff

El Bullmastiff tiene un abrigo corto que generalmente necesita poco más que un aseo de rutina. 

Esta raza es un shedder moderadamente bajo. Además, las orejas de Bullmastiff y los pliegues de la piel facial (si están presentes) deben mantenerse limpios y secos. 

Esta raza es una babeadora, así que prepárate cuando sacude la cabeza; llevar un trapo de baba está en orden para este.

Al caminar regularmente, su perro debería poder desgastarse las uñas a través de la actividad. 

Asegúrese de revisarlos y darles un recorte si escucha un clic en el piso. 

También es bueno prestar atención a la higiene dental de su perro y cepillarse los dientes un par de veces por semana.

Como todos los perros, el entrenamiento de perros adecuado y la socialización son importantes para el Bullmastiff

En general, la raza es inteligente pero también tiene una racha independiente. 

La capacitación requerirá una consistencia firme. 

Elimine cualquier hábito de saltar sobre las personas temprano, ya que esto puede conducir a situaciones peligrosas una vez que el perro esté adulto.

El Bullmastiff no es demasiado activo, pero la raza necesita ejercicio de rutina para mantenerse en forma y motivado.

Lleva a tu perro a dar un par de caminatas todos los días y comienza a entrenar con correa desde cachorro. 

El Bullmastiff será tan grande y poderoso en la edad adulta que si tira de la correa, tendrá dificultades para controlarlo. 

Otros cuidados

Probablemente no se le debe permitir al perro correr libremente en un parque para perros, ya que es poco probable que le vaya bien con otros caninos.

El Bullmastiff es vulnerable al sobrecalentamiento, debido a su hocico corto. 

No exagere el ejercicio y asegúrese de mantener a su perro fresco cuando hace calor.

Los Bullmastiff son compañeros muy gentiles y protectores familiares que son mascotas familiares encantadoras. 

Se llevarán maravillosamente bien con los niños cuando estén debidamente entrenados y socializados. 

Como un perro grande, tienen el potencial de derribar a niños pequeños o reaccionar ante cualquier maltrato por parte de un niño pequeño. 

Supervise al perro cuando esté con niños pequeños y considere esperar hasta que sus hijos sean mayores antes de agregar un bullmastiff a su hogar.

Esta raza no es una buena combinación para hogares con múltiples mascotas. 

Tienen una gran presa y pueden acosar a los gatos y otras mascotas pequeñas, incluso si se crían juntos. 

Del mismo modo, no les va bien con otros perros. 

En particular, los Bullmastiff machos no viven en paz con otros perros machos de ninguna raza. Se enfrentarán a cualquier animal que entre en su territorio.

Los Bullmastiff adultos son lo suficientemente suaves como para vivir en un apartamento, siempre que puedas sacarlos a pasear un par de veces. 

Les gusta vivir en el interior con compañía, pero toleran un hogar donde su gente se haya ido durante la jornada laboral, siempre y cuando se les preste atención antes y después de la ausencia. 

Sin embargo, si se lo deja solo en un patio sin acceso a la vida familiar, un bullmastiff puede desarrollar algunos comportamientos destructivos. 

Sobre todo, el Bullmastiff es una mascota doméstica leal y cariñosa que forma un estrecho vínculo con sus humanos.

Bullmastiff razas de perros gigantes

Paseos y rutinas

A pesar de su tamaño, el Bullmastiff no es un perro de alta energía. 

Un par de caminatas cortas o juegos al día satisfarán sus necesidades. 

Son lo suficientemente suaves como para vivir cómodamente en un departamento o condominio, siempre que tengan sus salidas diarias.

Por supuesto, un cachorro tendrá más energía que un perro adulto, pero deberían establecerse para cuando tengan dos años. 

Ser discreto no significa que sean flojos. 

La raza puede sobresalir en deportes para perros como la agilidad, la conformación, la obediencia y el seguimiento. 

Los Bullmastiff también son perros de súper terapia, gracias a su naturaleza tranquila y expresión cómica.

Cuando se trata de capacitación, son un pensador independiente. Guíelos con firmeza, justicia y consistencia desde una edad temprana, y lo verán como el jefe de la familia.

Alimentación del Bullmastiff

Cantidad diaria recomendada: 3 1/2 a 4 1/2 tazas de comida para perros de alta calidad diariamente, dividida en dos comidas.

La cantidad que come su perro adulto depende de su tamaño, edad, constitución, metabolismo y nivel de actividad. 

Los perros son individuos, al igual que las personas, y no todos necesitan la misma cantidad de alimentos. 

Casi no hace falta decir que un perro altamente activo necesitará más que un perro de teleadicto.

La calidad de la comida que compra también marca la diferencia: cuanto mejor sea la comida, más se destinará a nutrir a su perro y menos tendrá que agitar en el recipiente de su perro.

Mantenga su Bullmastiff en buena forma midiendo su comida y alimentándola dos veces al día en lugar de dejarla afuera todo el tiempo. 

Si no está seguro de si tienen sobrepeso, hágales la prueba de la vista y la prueba práctica.

Primero, míralos. Deberías poder ver una cintura. 

Luego coloque las manos sobre su espalda, los pulgares a lo largo de la columna, con los dedos extendidos hacia abajo. 

Debería poder sentir pero no ver sus costillas sin tener que presionar con fuerza. Si no puede, necesitan menos comida y más ejercicio.

Para obtener más información sobre cómo alimentar a su Bullmastiff, consulte la comida adecuada, alimentar a su cachorro y alimentar a su perro adulto.

Salud del Bullmastiff razas de perros gigantes

La raza Bullmastiff, es propensa a problemas de salud importantes como hemangiosarcoma, osteosarcoma , tumores de mastocitos , linfosarcoma, cardiomiopatía, hipotiroidismo y estenosis subaórtica. 

También es propenso a la displasia canina de cadera, la torsión gástrica, la displasia del codo, panosteitis, cáncer, rotura del ligamento cruzado anterior, problemas de la piel y el entropión, que es un problema menor. 

Para identificar algunos de los problemas, un veterinario puede realizar exámenes de cadera, codo y ojos al perro.

Historia y antecedentes

El desarrollo del Bullmastiff es reciente en comparación con su antepasado, el Mastin , que es una de las razas más antiguas de Gran Bretaña. 

Ya en 1791, había algunas referencias al Bullmastiff y a los cruces entre el Bulldog y el Mastín. 

Sin embargo, hay poca evidencia para apoyar el cruce de las razas en ese momento.

La historia del Bullmastiff se asocia con mayor frecuencia a fines del siglo XIX, un momento en que el violento aumento de los cazadores furtivos amenazó la vida de los guardianes de caza. 

Los guardianes del juego, a su vez, necesitaban un compañero fuerte y atrevido que esperara tranquilamente hasta que un cazador furtivo llegara con su perro, lo superara y atacara cuando se lo ordenaran. 

El Bulldog no era lo suficientemente grande y el Mastín no era lo suficientemente rápido, por lo que los encargados del juego cruzaron las dos razas para crear un perro perfecto, nombrándolo “Perro guardián de la noche”. 

Se prefirió el color oscuro atigrado de la mezcla, ya que se mezclaba con la noche.

Con la creciente popularidad del perro, varios propietarios lo seleccionaron para trabajar como centinela. 

Muchos prefirieron los más claros, que tenían máscaras negras. Esta coloración era una reminiscencia de la ascendencia del mastín del perro. 

Los criadores comenzaron a apuntar a las cepas de cría pura en lugar de cruzar el Bulldog y el Mastín

Su objetivo era producir un animal con aproximadamente el 40 por ciento rasgos de Bulldog y el 60 por ciento rasgos de mastín, creando así el Bullmastiff moderno.