Boerboel razas de perros gigantes

Compártelo con un amigo

Ficha descriptiva

El Boerboel razas de perros gigantes y musculoso que muestra fuerza y ​​agilidad en movimiento.

Este perro puede ser lo suficientemente fuerte como para dominarlo y lo suficientemente ágil como para evitar una amplia variedad de animales africanos peligrosos.

Esta raza también es lo suficientemente inteligente como para reconocer el peligro.

Lo suficientemente valiente como para enfrentarlo y lo suficientemente cauteloso para mantenerse alejado.

Las mandíbulas son particularmente fuertes. El pelaje es corto pero denso. La piel es gruesa y suelta para mayor protección.

El Boerboel está bien pigmentado para proteger contra el sol africano.

El perro es un poco más largo que alto, con un poderoso movimiento de flujo libre.

A primera vista, podrías pensar que el gran e intimidante Boerboel sería un excelente perro guardián, y estarías en lo correcto.

Pero esta raza es igualmente conocida por ser cariñosa, tranquila y familiar, especialmente hacia los niños humanos.

Estos gigantescos protectores fueron criados para ayudar a los agricultores de Sudáfrica a defender sus granjas de hienas, leones y todo tipo de vida silvestre mortal.

Al tiempo que proporciona una compañía invaluable.

El Boerboel, pronunciado “boo-r-bull”, recibe su nombre de palabras holandesas / afrikaans que se traducen aproximadamente como “perro del granjero”.

También es conocido como el mastín sudafricano, el boerboel sudafricano, Borbull o Bole.

La altura de este perro van los machos desde los 64 a 70 centímetros y las hembras van desde los 59 a 65 centímetros.

Mientras que su peso de las hembras varia entre 50 y 65 kilos, mientras que los machos varia entre 65 y 90 kilos. Su esperanza de vida es de 10 a 12 años.

Personalidad y temperamento

Son juguetones, inteligentes y con ganas de agradar.

Son más felices cuando se les da un trabajo que hacer, ya sea un trabajo agrícola duro.

El deber de un perro guardián o prepararse para una competencia donde pueden mostrar su agilidad y fuerza.

Esta raza ama a los miembros humanos de la familia, incluso a los niños, aunque a veces son bastante sobreprotectores.

Los mismos instintos que los hacen buenos perros guardianes y protectores también pueden hacerlos ferozmente territoriales.

Y agresivos si no están entrenados o socializados adecuadamente.

Al recibir invitados, es importante que un miembro de la familia les presente al residente Boerboel para que el perro no se sienta amenazado.

Por lo general, Boerboels da la bienvenida a los huéspedes que han conocido y en los que confían. Aunque todavía pueden estar en guardia.

Aunque todavía pueden estar en guardia.

Cuando se trata de entrenar, los Boerboels tienden a ser dominantes y requieren un entrenador enérgico que usará refuerzo positivo y establecerá límites sin ser duro.

Este no es un perro para propietarios por primera vez.

El entrenamiento paciente y constante debe ir acompañado de una socialización temprana para prevenir la agresión.

Y los Boerboels deben recibir una gran cantidad de estimulación mental y física.

Ya que pueden aburrirse y ansiarse, lo que conducirá a un comportamiento destructivo.

Las caminatas largas, las sesiones de juego vigorosas.

Y los dispositivos desafiantes como los alimentadores de rompecabezas pueden ayudarlos a obtener la actividad que necesitan.

Al ser una raza de perros grandes con demandas de ejercicio moderadas, Boerboels requiere espacio, por lo que un apartamento no es su entorno ideal.

Lo hacen mejor en una casa con un patio trasero y una cerca alta y duradera que les dará mucho espacio para correr de forma segura.

Si bien estos perros no son para principiantes.

Cuidado del Boerboel

La fuerza física de Boerboels solo se corresponde con la fuerza de su devoción a sus hogares y familias.

La raza Boerboel desciende de perros traídos por colonos holandeses a Sudáfrica que defendieron la granja de hienas, leones, leopardos y otros animales peligrosos.

Son apreciados como perros guardianes, guardianes y competidores en competencias caninas.

Así como también como familiares protectores que adoran a los niños.

Sin embargo, pueden ser bastante territoriales y, sin un entrenamiento.

Y una socialización adecuados, pueden exhibir tendencias agresivas hacia los extraños y otros perros.

Boerboels requieren mucho ejercicio mental y físico.

Siendo sorprendentemente ágiles para su tamaño y muy inteligentes, su necesidad de estimular la mente y el cuerpo es alta.

Dejarlos solos por mucho tiempo puede provocar aburrimiento y ansiedad, que puede conducir a un comportamiento destructivo.

Necesitan un hogar que pueda acomodar su tamaño y necesidades de ejercicio y un entrenador que sea paciente y confiado.

En el hogar correcto, pueden ser un perro guardián invaluable y una mascota cariñosa para toda la familia.

Alimentación del Boerboel cachorros

Una dieta Boerboel debe formularse para una raza grande a gigante con requisitos de ejercicio moderados a altos.

Debe consultar a su veterinario o nutricionista profesional para obtener consejos sobre cómo alimentar a su Boerboel y los tamaños de porción correctos.

Sus necesidades dietéticas cambiarán a medida que crezcan desde la maternidad hasta la edad adulta y la tercera edad.

Mantente al tanto de estos requerimientos nutricionales.

Salud del Boerboel razas de perros grandes

El Boerboel generalmente se considera una raza saludable con pocas condiciones hereditarias conocidas.

Sin embargo, hay algunas dolencias a las que están predispuestos y pueden desarrollarse en el transcurso de sus vidas.

Pueden sufrir displasia de cadera o codo, enfermedades cardíacas, afecciones que afectan los párpados, hiperplasia vaginal y distensión abdominal.

En raras ocasiones, también pueden sufrir de epilepsia juvenil.

Si ve signos de cualquiera de estas condiciones en su Boerboel, debe consultar a su veterinario inmediatamente.

Historia y antecedentes

El nombre “Boerboel” viene en afrikaans / palabras holandesas para granjero (“boer”) y perro (“boel”).

Y de hecho eran perros de granjero cuando fueron criados por colonos holandeses en Sudáfrica a partir del siglo XVII.

Fueron necesarios para defender la granja y cazar vida silvestre peligrosa como hienas, babuinos, leopardos y otros grandes felinos.

Los colonos europeos llevaron consigo perros grandes y fuertes a Sudáfrica.

Que se criaron con perros domésticos indígenas y una variedad de otras razas a lo largo de varios siglos.

Los Bulldogs y Mastiffs también fueron traídos por los ingleses y se cruzaron con Boerboels.

La compañía minera de diamantes Da Beers importó Bull Mastiffs para proteger sus minas.

Que también se criaron con Boerboels para convertirlos en lo que son hoy.

No se sabe exactamente qué razas conforman la ascendencia de los Boerboel.

Pero solo los perros más fuertes pudieron sobrevivir al clima cálido y los encuentros con la vida silvestre.

Lo que contribuyó a la tenacidad y la fuerza de los Boerboel.

Durante el siglo XIX, los colonos comenzaron a protestar contra el dominio británico de Sudáfrica y se mudaron hacia el interior.

Como consecuencia, sus perros fueron dispersados ​​y a menudo acogidos por comunidades aisladas.

Debido a sus esfuerzos, el Durante el siglo XIX.

Los colonos comenzaron a protestar contra el dominio británico de Sudáfrica y se mudaron hacia el interior.

Donde se hicieron necesarios para la caza, el pastoreo, la protección y la protección contra personas peligrosas.

Después de las Guerras Mundiales, Sudáfrica se urbanizó más.

Boerboels comenzó a cruzarse con otros perros sin tener en cuenta la pureza de la raza.

Sin embargo, en la década de 1980, un grupo de entusiastas de la raza intentó comenzar a reproducir Boerboels puros nuevamente.