Comparte con tus amigos

Anafilaxia en perros

La anafilaxia o choque alérgico en perros es una condición de emergencia que ocurre cuando un animal reacciona negativamente a un alergeno en particular. 

En situaciones extremas, esta reacción puede ser fatal. 

La condición es bastante impredecible, ya que casi cualquier sustancia puede causar una reacción. 

El resultado esperado a menudo es bueno si la reacción se detecta temprano y se administra el tratamiento.

Anafilaxia o Choque alérgico en perros

Síntomas y tipos de choque alérgico en perros

Los síntomas de una reacción alérgica grave incluyen shock, dificultad para respirar, vómitos, micción y problemas para controlar sus intestinos. 

El inicio puede ser rápido, a menudo a los pocos minutos de la exposición al alergeno.

Causas

Prácticamente cualquier sustancia ambiental o ingerida puede causar anafilaxia o choque alérgico en perros

Las causas pueden incluir picaduras de insectos, drogas o alimentos. 

Si el animal entra en contacto con un alérgeno severo, su cuerpo generalmente reacciona de manera severa a la exposición. 

Las reacciones pueden localizarse o en todo el cuerpo del animal, lo que se llama dermatitis atópica

Un trauma grave también puede causar este tipo de reacción.

Diagnóstico de anafilaxia o choque alérgico en perros

La reacción de un perro a un alergeno es rápida, y no hay pruebas actuales para determinar si un perro será susceptible a cierto estímulo. 

Sin embargo, se pueden hacer algunas pruebas de alergenos en la piel para muchos alérgenos comunes si se cree que están en la raíz del problema. 

Una reacción grave se considera una emergencia médica y a menudo requiere hospitalización.

Tratamiento para el choque alérgico en perros

Es importante eliminar el agente que causa la reacción. A veces, una vacuna es útil si se identifica el alergeno

A veces se requiere soporte vital, así como abrir una vía aérea para que el animal pueda respirar adecuadamente. 

Además, los líquidos a menudo se administran para reducir los niveles de choque del animal y para hidratarse. 

A menudo, se administran medicamentos como la epinefrina si el shock es severo, y se pueden recetar antihistamínicos para ayudar con el control continuo de la alergia. 

El perro a menudo requiere un control hospitalario cercano durante 24 a 48 horas después de la reacción.

Vivir y administrar

Si se descubre que la reacción alérgica se debió a la comida, o a un alergeno común, se deben hacer esfuerzos para controlar el entorno del perro. 

Como muchos casos son repentinos, el propietario será educado para que una futura emergencia se pueda manejar de manera efectiva.

Prevención

No se conocen formas de prevenir una reacción de anafilaxia o choque alérgico en perros, pero una vez que se identifica el alergeno, el dueño del perro puede controlarlo.