Comparte con tus amigos

Ficha Descriptiva

El Alaskan Husky razas de perros grandes de pelo medio no es en realidad una raza de perro, sino más bien una categoría de perro. 

Todas las razas de perros de trineo altamente eficientes entran en la categoría Alaskan Husky.

Ya que el Alaska es la raza elegida para las carreras de trineo de perros y la competencia de sprint. 

La mayoría de los Alaskan Husky tienen orejas puntiagudas y una cola que se enrosca sobre sus espaldas.

Su altura varia entre los 58 y 66 centímetros, mientras que su peso puede variar entre 18 y 27 kilos. Su esperanza de vida esta entre los 12 y 15 años.

Personalidad y temperamento

El Alaskan Husky tiende a variar tanto en temperamento como en apariencia. 

A menudo es cariñoso con las personas y con otros perros, y es conocido por sus caricias entusiastas. 

Aunque se cree que el Alaskan Husky es un “saltador”, por lo general salta a la gente por afecto, no por dominio.

El Alaskan Husky es leal pero ferozmente independiente, y no se mantendrá cerca si se lo suelta. 

Es un aventurero de corazón y ama los viajes en automóvil y los cambios en la rutina. 

Puede ser deliberado y travieso, y difícil de romper la casa sin una mano firme que los guíe. 

Si no tienes mucho tiempo para pasar con un perro, un Husky no será la raza para ti.

Cuidados del Alaskan Husky

El abrigo de un Alaskan Husky tiende a autolimpiarse, al igual que el Alaskan Malamute o el Siberian Husky

Por lo tanto, no tiende a ponerse maloliente y solo necesita un baño poco frecuente. 

El derramamiento ocurre una vez al año como un evento estacional durante la primavera; No pierde cabello durante todo el año.

El Alaskan Husky es extremadamente enérgico, con una resistencia aparentemente insaciable. 

No funciona bien en un entorno de apartamentos urbanos, ya que necesita una fuente constante de ejercicio. 

Una casa espaciosa con un gran patio es ideal para el Alaskan Husky.

El pelaje del husky es una protección con la que este perro cuenta ante las inclemencias meteorológicas.

Precisa de un cepillado rutinario. Cuando llega el período estival, muda el pelo y pierde la subcapa interna, quedándose solo con la externa.

Lo que producirá un pequeño cambio de tono hasta que el pelaje se le reponga cuando llegue nuevamente el frío.

Mientras dure la época de muda habrás de cepillarlo a diario, pues esto ayuda a tu amigo a que la muda se realice antes.

Con este proceso el husky consigue que los meses de calor le sean más llevaderos.

Alaskan Husky razas de perros grandes

Paseos y rutinas

A la hora de entrenarlos, y aunque son muy inteligentes, esta no es la típica raza que está deseando contentar a su amo.

Un dueño veterano va a asegurarse de tomar las riendas y de no permitir que su husky sea un ángel en la calle y un demonio en la casa.

Cuando estés paseando a tu husky has de tener presente que se trata de un animal dotado de gran resistencia.

Vigílalo bien porque en caso de extravío será capaz de recorrer una gran distancia en un corto espacio de tiempo, por lo que puede ser complicado de encontrar.

Los corredores y ciclistas son estupendos dueños para el husky.

Ya que estos peludos amigos serán sus acompañantes más entusiastas durante las largas sesiones de ejercicio, siempre que las temperaturas no sean altas.

Alimentación del Alaskan Husky

La nutrición es un aspecto fundamental para que un perro llegue a cumplir su promedio de vida.

Con esta raza no vas a tener problemas de alimentación, pues le encanta comer. 

Elige un buen pienso seco que cumpla con sus necesidades nutricionales y que además le ayude a conservar su dentadura en perfecto estado.

Prepárate para disfrutar muchos años de este “todoterreno de las nieves” en las mejores condiciones.

Salud del Alaskan Husky razas de perros grandes

El Alaskan Husky generalmente se considera una raza sana, pero tiende a ser víctima de ciertas cepas de problemas genéticos de salud. 

Esos pueden incluir atrofia progresiva de la retina, que culmina en ceguera e hipotiroidismo.

Tambien una deformación congénita de la laringe, que hace que el perro produzca un silbido al respirar; ganándose a los Alaskan Husky el sobrenombre de “wheezers”.

Historia y antecedentes

El Alaskan Husky, aunque no es una raza reconocida por sí sola, se origina en el cruce de varias otras razas. 

El propósito de criar un Alaskan Husky es crear el mejor perro de trabajo posible.

Por lo que las líneas de sangre dependerán del propósito específico para el que se utilizará el Alaskan Husky.

Un perro de trineo de carreras, por ejemplo, puede ser cualquier combinación de puntero o sabueso de raza pura y fornida, dependiendo de la necesidad de distancia o velocidad del velocista.

Originalmente, los Husky fueron desarrollados por los corredores de trineos de perros, de las diferentes líneas de sangre de los perros inuit nativos. 

Algunas de las principales razas utilizadas ahora en el desarrollo de los perros esquimales de Alaska incluyen el perro esquimal, el husky siberiano, el galgo y el puntero de pelo corto alemán .