Comparte con tus amigos

Los abscesos en perros o las heridas superficiales son bastante comunes en las mascotas, pero pueden volverse problemáticas si se infectan y no se tratan.

Si bien la mayoría de las irritaciones a menudo se pueden tratar con ungüentos y cremas, se puede formar un absceso si la irritación empeora o si las bacterias invaden la piel. 

Un abscesos en perros también puede ocurrir cuando un animal se infecta por una variedad de lesiones, y se puede encontrar en prácticamente cualquier parte del cuerpo de un perro.

Contenidos de la pagina

Síntomas y tipos de abscesos en perros

Pasteurella multocida es la bacteria más común que causa infecciones de la piel. 

Otra causa de irritación de la piel o abscesos en perros es el Staphylococcus intermedius, que generalmente se puede tratar con ungüentos tópicos. 

Sin embargo, si cualquiera de estas bacterias penetra en la piel, la infección se convierte en un problema grave. 

Se formará un abscesos en perros doloroso en respuesta a la invasión bacteriana si la herida no se trata.

Diagnóstico de abscesos en perros

Su veterinario tomará una prueba de hisopo del área infectada para determinar la cepa de bacterias presentes. 

Además, se realizará un análisis de sangre estándar para ver si la infección ha migrado al torrente sanguíneo. 

Una vez que se realiza un diagnóstico adecuado, el veterinario prescribirá un plan de tratamiento adecuado.

Abscesos en perros

Tratamiento

Inicialmente, la mayoría de los problemas de la piel se pueden tratar con soluciones y ungüentos tópicos.

Pero cuando el problema se vuelve más grave, como cuando la bacteria ha penetrado profundamente en el tejido o ha infectado la sangre, se considerarán opciones de tratamiento alternativas. 

Deberá llevar a su perro al veterinario para que la herida se pueda limpiar, drenar y enjuagar adecuadamente. 

Esto evitará infecciones más profundas y complicaciones. Su veterinario también le recetará antibióticos para controlar la bacteria. 

Si el abscesos en perros es grave o profundo en la piel, se puede recomendar clindamicina como un modo de tratamiento más agresivo.

Vivir y administrar

Si su perro tiene cortes o heridas, primero evalúe si son profundas o superficiales. 

Si son superficiales, hay varias pomadas antibacterianas de venta libre formuladas para mascotas que se pueden usar para ayudar a reducir la probabilidad de una infección. 

También hay algunas inmersiones y champús que pueden tratar toda la superficie de la piel de su perro. 

Si lleva a su perro al veterinario y le recetan un tratamiento con antibióticos, asegúrese de completar todo el curso de la receta para evitar que la bacteria regrese.